La participación del sexo femenino en la vida profesional ha propiciado que las mujeres se desarrollen cada vez mejor en distintas profesiones: política, medicina, derecho, etc., pero todo ello ¿a costa de prolongar la maternidad?
No hay porqué poner en tela de juicio el derecho de toda mujer de realizarse profesionalmente, más aún en el mundo competitivo de hoy en día, en donde tanto el hombre como la mujer deben demostrar sus talentos para sobrevivir a un mercado cada vez más consumista.
El problema es que el reloj biológico de las mujeres no entiende de objetivos, metas ni muchos menos, toma en cuenta los ingresos económicos de cada mujer. Sin embargo, para un alto porcentaje de mujeres lo mejor es retrasar el embarazo porque eso les permite dar a sus hijos un futuro mejor.

riesgos embarazo
Pero esa decisión tiene más desventajas que ventajas porque a los 40 años la tasa de fertilidad baja al producir el cuerpo menor cantidad y calidad de óvulos en los ovarios. Esto puede poner en peligro la vida de la madre y la del bebé (síndrome de Down, abortos prematuros, malformaciones en el feto, nacimiento de la criatura muerta, diabetes en la mamá, preeclampsia, etc.). Veamos el siguiente ejemplo:
– A los 20 años el riesgo aproximado es de 1 de cada 1.700 casos
– A los 40 años el riesgo aproximado es de 1 de cada 98 casos
– A los 45 años el riesgo aproximado es de 1 de cada 30 casos

¿Qué cuidados se debe tener en cuenta con un embarazo después de los 40?
Lo principal es llevar una vida sana y aumentar el control durante el periodo de gestación. Las visitas al ginecólogo deben ser periódicas y no olvidarse de tomar diariamente ácido fólico para que la médula espinal y el cerebro del bebé se formen sin complicaciones ni riesgos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *