hiperactividad infantil

La hiperactividad infantil o TDAH, es un trastorno de la conducta ocasionado por un desequilibrio entre dos neurotransmisores cerebrales; las cuales son los encargados de la buena conducta.

Muchos niños en el mundo padecen este trastorno, y por su dificultad sus padres no saben cómo manejarlo ya que piensan que es algo relacionado con la mala educación dada por ellos; pero no es así la hiperactividad infantil va más allá de la educación suministrada por los padres de los niños, ella tiene que ver básicamente con un trastorno ocasionado por el desequilibrio en la noradrenalina y en la dopaminas las cuales son las dos neuronas encargadas del autocontrol y el inhibición del buen comportamiento.

Antes de saber si tu hijo padece este trastorno es necesario que sepas cuáles son los síntomas característicos de éste. También debes tener en cuenta que éste va acompañado de la impulsividad, el déficit de atención y la hiperactividad como tal.

  • Son problemáticos
  • Hablan en exceso
  • Son desobedientes
  • Se mueven todo el día
  • Interrumpen las conversaciones de otras personas
  • Se les olvida sus tareas cotidianas

Estos son algunos de los síntomas que padece un niño hiperactivo. Si tu hijo las tiene lo mejor es que consultes a un especialista en el tema, como un neuropediatra, él te confirmará si tu hijo padece este trastorno y te dirá cuáles son los tratamientos para ayudarlo.

De igual forma es importante que sepas cuales son los tratamientos que pueden ayudar a tu hijo, pero no los uses sin antes consultarlo con el especialista.

  1. Existe el tratamiento farmacológico: En éste se usan los medicamentos necesarios para controlar la hiperactividad en el niño.
  2. Tratamiento para modificar la conducta: Los padres juegan un papel fundamental, al igual que los maestros; ellos serán los encargados de ayudarle con la disciplina.
  3. Tratamiento multimodal: Se caracteriza por combinar los dos tratamientos anteriores, éste se usa para los casos de hiperactividad severa.

Más que cualquier tratamiento clínico, lo más importante es que busques juegos didácticos que ayuden a canalizar las energías de tu hijo y que le des mucho amor. Esto ayudará a que él mejoré un poco su comportamiento, porque cuando más le repitas sus errores será mayor su trastorno.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *