Bolas-chinas

El uso de las bolas chinas se ha convertido a día de hoy en un uso casi exclusivo en los sex shop para tratar problemas con nuestro suelo pélvico y han adquirido un uso terapéutico.

Combatir la incontinencia urinaria ahora es mucho más sencillo gracias a las bolas chinas, ya que fortalecen nuestra musculatura y ayudan a combatir las contingencias urinarias. También cabe destacar que aunque su objetivo principalmente es el de eliminar las pérdidas, también ayudan a tonificar y reforzar el suelo pélvico y por lo tanto acabaría con el molesto problema de los escapes de orina.

Las bolas chinas ayudan a mejorar las relaciones sexuales y con el uso adecuado se pueden obtener efectos beneficiosos a largo plazo.

La principal misión de las bolas chinas son la de contraer los músculos y así evitar los problemas con nuestro suelo pélvico. Una vez colocadas en el fondo de la vagina los músculos se contraen casi de forma mecánica evitando que se caigan y obteniendo una vibración que tiene lugar cuando la mujer se mueve, camina o corre.

Antes de comprar bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico necesitamos saber cuales son las más adecuadas para nuestro caso y saber que podemos utilizarlas casi todos los días durante 3-5 meses aproximadamente.

Es recomendable utilizarlas de una forma progresiva, es decir ir aumentando el tiempo con el paso de los días. Lo más recomendable es empezar a usarlas mientras caminamos durante unos 10 minutos las 2 o 3 primeras semanas y así ir aumentando el tiempo de 10 minutos hasta un máximo de 30 minutos al día. En caso de que al día siguiente de su uso tengamos agujetas debemos dejar reposar un día la musculatura y una vez pasado el malestar seguir con nuestra rutina diaria. Por lo tanto, las bolas chinas no sólo sirven para dar placer sexual, tal y como vemos en los vídeos porno, sino que también son muy beneficiosas para la salud.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *